ALGUNAS DEFINICIONES CÍTRICAS. 1 y más.

 

                          

                              MARAVILLOSOS. Maduros y de buen ver, son inteligentes y amables, equilibrados y buenos conversadores. Tienen una posición social aceptable. Los hay de dos tipos: homosexuales y  casados , sin visos de dejar de estarlo, con otra. El tanto por ciento de maravilllosos con respecto al resto de la  población es mínimo: un 0,0000005 por mil, si acaso.

                                       NOVIOS. Extraños muñecos a caballo entre el amante y el querido.  No ejercen de marido porque no tienen el título, pero les gustaría. Algunos tienen perfil de de chulos, igual que los amantes, pero suelen ser más disimulados.

     VICTERTOS. Hombres sensibles y solitarios que permanecen  a la espera de una hembra que esté cultural e intelectualmente a su altura. Muy mayores, no pillan ni pillarán.

                           PROTERTOS. Padres amantísimos, dotados de grandes oídos siempre abiertos y preparados para la comprensión. Escucha y da consejos sapientísimos. Humildes y pacientes, poco de fiar.

CAVERNÍCOLAS. Arrastran palo y piedra. Fáciles de detectar. Acuden a la llamada de la selva con gran rapidez. Hablan con dificultad y no ocultan sus intenciones. Inofensivos, a no ser que tengan mezcla de moscones.

POETOS. Muy suspiradores. Se automarginan debido a su extrema sensibilidad. Débiles en apariencia, muy éticos, al menos, en apariencia. Tampoco son de fiar.

MOSCONES. Seres que viven en un bucle informático. Dan vueltas alrededor de objetos que descargan electricidad. Se mantienen a media distancia, pero siempre vuelven: no son capaces de hacer otra cosa.

AMIGOS. Extraña variedad  de anacoreta. Muchos llevan una doble vida, otros han cerrado la tienda y ya no ejercen, de casi nada,  Algunos tienen aficiones locas que los mantienen entretenidos.  Pueden ser moscones en otras latitudes.

MARIDOS. Tipo de animales mamíferos que una vez te han conseguido pujando en una subasta, te cargan bien la batería para que no te quedes sin pilas y esperan que hagas tus deberes sin rechistar durante el resto de tu vida.

MAMERTOS. Hombrecillos pululantes que no saben a dónde van ni de dónde vienen. Suelen hacer mucho ruido, gastar bromas y decir boberías. Se desconocen sus aficiones y sus gustos. Muestran un gran desequilibrio.

AMANTES. Tipo de lobos solitarios que se pegan a una para ser un marido de noche y un “si te he visto no me acuerdo” de día. A ratos, cambian los horarios. Si pueden, cenan y desayunan en casa, de  una, por ahorrar.

SOBERTOS. Al contrario que los mamertos, se muestran seguros y templados. Lo saben todo y lo tienen todo. Están vivos de milagro, porque ya lo han hecho todo en la vida, como los difuntos de siempre. Suelen mirar a las hembras con ojos de falsa indiferencia. Se rumorea que no pillan desde hace muchos años.

HIJOS. Personas que creas y cuidas durante toda tu vida y cuando se hacen unos hombres, te dicen bien clarito que tus tonterías no le interesan lo más mínimo, viven tumbados en un sofá, y se comen lo que guisas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s