TESTAMENTO

Hoy es el día de San Isidro, ese patrón requetevago de Madrid, un patrón que huele a rancio y a viejo incluso a los que hemos nacido bajo su sombra. Pues bien, anoche, a punto de iniciarse este día, encontré entre una resma de papeles este testamento:

No me arrepiento porque no puedo, pero sé que nunca he sido honrado contigo ni con nadie. Me diste todo lo que se puede dar, como en la canción: tu vida, tu familia, tu casa, tu dinero, tu comida, tu ayuda, tu compañía, incluso tu protección y tus consejos, que no valoré ni acepté. Yo era el más listo, no tomo consejos de nadie. Solo ahora me doy cuenta de cuánto me querías.

Me acogiste como quien acoge a un pájaro herido, perdido, indefenso. Me ayudaste a pagar mis deudas, me ofreciste lo que tenías, aunque tú estabas también herida por la vida o algo peor, pero no te asustaste, ni de mi fama, ni de mi pobreza, ni de la situación. Me ayudaste en todo, me escuchaste, me protegiste y cuidaste de mí en todos los sentidos. A pesar de que día tras día hería tu inocencia con la basura de mi pasado, a pesar de mis exigencias, mis mentiras, mis desprecios y mi ira.

Sé que a cambio me pedías algo que para ti era irrenunciable y que yo no puedo dar. Y te engañé porque no te lo dije, porque no soy capaz ni de pensarlo. No soy fiel ni siquiera a mí mismo. No soy nada. Solo tengo recuerdos de niño, rabia y soberbia. No sé nada más. Me siento perpetuamente ofendido y atacado por todos, inseguro, vigilante. Y jamás dejaré que nada ni nadie sepa lo que escondo en mi interior. A ti tampoco. Necesito que me quieras, pero sin exigir nada a cambio: no puedo renunciar a mi libertad, a mis vicios, a mis mentiras. Mi imagen es lo único que tengo y debo mantenerla por encima de mí y de ti. Es tan importante que estoy pegando el precio más alto que se pueda imaginar.

Quiero volver para hacer lo mismo, para jugar a escondidas, para tomarme a broma tu pena, para explotar sin motivo. No puedo cambiar y tú lo sabes y yo lo sé y a pesar de todo quiero volver y, mientras tanto, procuro que nadie lo sepa, que nadie se entere de que me he portado como un loco malvado contigo y he apartado de mi lado lo único bello que me ha ocurrido en la vida. Pero no puedo confesarlo y simulo que soy inocente de todo, como hago siempre: le echo la culpa a la vida, al viento, a los otros, a su incomprensión, a la intolerancia, a la impaciencia, incluso a ti. Yo no siento comprensión por nadie porque no me importa nadie, pero es bonito imaginar que soy lo que no soy y jamás podría reconocer que hice lo que niego y que la culpa de todo es mía, solo mía, absolutamente mía.

Te he engañado siempre. Te hablo de que estoy solo, pero ando buscando mujeres en las páginas de parejas, como he hecho cada vez que hemos discutido; te engañé y te oculté todo lo que me hacía parecer tan débil y estúpido como no acepto ser; no soy capaz de mantener mi palabra ni de comprometerme, no soy capaz de renunciar a mis caprichos, no soy maduro ni me arrepiento de verdad del daño que te he hecho. No puedo ver más allá del límite de las cosas que poseo. Y por eso, solo quiero volver contigo, porque me haces sentir seguro y arropado y eres la única persona que me ha querido de verdad. Necesito que vuelvas a arroparme para no morirme solo y abandonado en este rincón de la vida que me he cavado yo mismo. Necesito que vengas a morir a mi lado, para que mi locura no vague sola por los siglos de los siglos.

Pero no debes hacerlo. Tú ya has pagado por culpas que no te corresponden, por penas que no causaste, por miedos que no tienes. Líbrate de mí. Huye. Sé feliz y no vuelvas la cara. Y perdóname.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s