STRINDBERG Y LA SOLEDAD DE DOS

En el Teatro de la Puerta  Estrecha: La Danza de la muerte,  de August Strindberg. Nada que objetar, salvo las imágenes del recuerdo que me traían a un capitán y a una esposa completamente diferentes, lejos de la oscuridad, la pobreza y la sordidez de escenario y vestuario, habituales en el local, estrecho como su nombre, de casa de  posguerra, antigua y, supongo que a propósito, lúgubre, oscura y tétrica. He conocido muchas casas de patio en Madrid, muchas corralas, y la mayoría de ellas eran alegres, llenas de flores, respirando el empeño de sus dueños de suplir la estrechez y la pobreza con la blancura y la luz.

Pero esta casa, no. Esta casa de teatro se empeña en acentuar lo que de lóbrego e inquietante tienen la oscuridad, la estrechez y la vejez, en la entrada, en la sala y en la salida. De esa manera, todas las obras atraviesan el mismo filtro y reciben un mismo tratamiento escenográfico, un mismo olor, una misma acústica, una misma sensación de angustia, de encierro, de sótano pútrido.

A La Danza de la Muerte no le venía mal. La vida agónica de esta pareja que no puede amarse porque vive para odiarse, para echarse en cara su vida y su muerte, para mirar en los ojos del otro la basura de ambos, para manifestar lo doloroso y terrible de la soledad compartida, del miedo a volar, de la desesperación de saber que uno está condenado a morir con su asesino, poco a poco, lentamente, se ve interrumpida momentáneamente por la llegada del otro. Pero escapa, incapaz de compartir el espacio asfixiante y terrible y deja a su espalda la agonía eterna de los dos esposos.

Strindberg sabía muy bien de qué escribía: su genio y su locura parieron, quizá a partes iguales, el horror del amor buscado y no encontrado, de la intimidad aterradora que le persiguió durante toda su vida.

Poco recomendable para depresivos y tristes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s