GÁRGOLAS

No lo parece, pero las más peligrosas pasan desapercibidas. Las infecciones son a modo de protocolo japonés: siempre con una sonrisa dulce en la boca, dignos y valientes, siempre resignados y amables, pero capaces, al mismo tiempo de matar o morir sin que el occidental ingenuo se percate del peligro oculto bajo el volumen de sus pupilas.

Así son algunas de esas infecciones. Se van llenando de basura y pus día a día, año tras año, sin que nada ni nadie se atreva a investigar de dónde viene el hedor, sin que nadie limpie la herida, sin que nadie aplique un buen antibiótico o frene su inflamación. Pero la infección está ahí y no sirve de nada volver el rostro hacia lugares más agradables.  Es inútil negar su existencia, taparla con pulseras o medallas o lavarla un día con agua y jabón para abandonar el hábito al día siguiente.

Convencerse de que con el tiempo se curarán solas o echar ungüentos solo producen mayor dolor e inflamación.

A veces, se abren bocas y la herida va supurando poco a poco hasta que se limpia, pero si no hay paciencia y cuidado, el más pequeño golpe o la menor suciedad, tapona el respiradero y vuelve a la hibernación al oso purulento.

Por eso, a la larga, revientan o debe ser intervenidas mediante bisturí. En cualquiera de los casos, se hace necesaria la limpieza absoluta de todo su interior y la extirpación de la basura hasta el más mínimo detalle, única forma de que al cabo del tiempo la herida seque de manera natural y se cierre sin dejar una fea y deforme cicatriz.

El problema después es el reciclado y tratamiento de tanta porquería, de tanta basura, de tanta pus.  No es extraño que las gárgolas heridas escupan y escupan sin parar tanta materia infecta. Lo harían hasta inundar el éter ambiente si ello fuera posible, hasta ahogarnos a todos en la mierda, hasta olvidar mirando al infinito el dolor y la rabia que guardaron durante milenios de piedra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s