ABRIL

No es porque yo lo diga: es porque es así. En abril, aguas mil y también marzo, loco y abril, no poco y  por supuesto abril abrilillo, siempre fuiste pillo. Y en abril, la revolución de los claveles, que viva Portugal; en abril, la primavera ha venido y nadie sabe cómo ha sido y en abril, Premios Cervantes, uno y mil…

Se acabaron en abril algunas guerras y se fundó alguna república y Tauro en abril emerge de entre los astros y se pone farruco y territorial, cabezota y sensual como ninguno. Y como corresponde, en abril volvía Colón de América, todavía triunfador de un mundo mágico recién encontrado y se legalizaba el Partido Comunista español… Y tantas otras cosas maravillosas.

Abril lo es: es un mes maravilloso. Un mes de bienvenidas y alegría, de flores, de colores, de esperanza.

Lástima que la mala suerte haya querido echar borrones en su historial purísimo y, solo por despiste o casualidad, muriera en abril Miguel de Cervantes y su amigo Guillermo, y empezara una larguísima  dictadura, mataran a José Couso, desapareciera Nino Bravo y se hundiera el Titanic.

Yo había comenzado mi alabanza de abril con una enorme alegría y voy a tener que echar el freno al carro y ponerme a reflexionar. A lo mejor, abril no tiene nada de especial, a lo mejor, en abril ocurren cosas buenas y malas, como en el resto de los meses. Puede que de abril lo bonito sea la rima de un nombre bisílabo más cursi que un repollo con lazo de raso. O que lo único llamativo de este puñetero mes sea su relación con Afrodita, la primavera y las flores.

Sea como sea, brindo por el mes de abril, por el mes loco, de lo bueno y lo malo, de las idas y venidas, de los jóvenes y los capullos, en flor, de las llegadas y las salidas, de Barajas, de las copas y el agua mineral, de manantial, de la muerte, de Cervantes, y del nacimiento de muchos otros mortales.

Como abril, voy y vengo. Me despido y me presento, me alejo y llego, me libro y me amarro, me voy y me quedo. Como abril, inicio un camino, cada año, cada día, porque todos los días son abril para mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s