FELICES FIESTAS.

Una mujer que fue muy bella y, a pesar de los años, lo sigue siendo, repite cada dos por tres que su soledad es su libertad.

Y la frasecita resulta pedante, pero acertada, sobre todo, cuando ya no esperas nada de nada ni de nadie.

Hay épocas en la vida para todo, pero si se escapan sin cumplir sus objetivos, hay que asumir el fracaso y seguir adelante. No hay más.

Nadie es dueño de nadie ni puede imponerle  sus deseos o sus sentimientos, necesidades o sugerencias. Ahí está lo malo. Y somos tan estúpidos que no entendemos que nos lo están dando todo hasta que, a fuerza de desprecios, mentiras y locuras, lo perdemos.

A cierta edad, uno ya ha aprendido todo eso y toma con alegría las sonrisas, las palabras de afecto y los rasgos de generosidad que te dediquen los otros. Ya no hay ciclos que cerrar, salvo el definitivo, no hay familias que crear ni proteger, trabajos que buscar, planes que cumplir…

La vida toma el aspecto de un tobogán de chocolate tibio por el que deslizarse tranquilamente, mirando el paisaje, disfrutando de las risas de los amigos, las aficiones o el amor, si has tenido suerte y no son malvados, de aquellos por quienes luchaste y a quienes amaste. Pero algunos prefieren la venganza, la amenaza, la mentira, la utilización… Son esos mayores amargados, enfadados con los demás, incapaces de haber aprendido nada a lo largo de su vida, encantados con sus propios errores, aferrados a sus antiguos vicios, encerrados en sus mismas miserias, representando las mismas posturas, aparentando un juventud que se fue…

Me aparto de ellos como me apartaría de un apestado.  La libertad, aunque sea en solitario, es incomparablemente más placentera  que su molesta cercanía.

Prefiero acercarme a los que disfrutan de la vida sin pedir nada y, todavía más, a los que siguen dando a pesar de todo, a los que ayudan a los emigrantes, a los que consuelan a los enfermos, a los que protegen a los ancianos…

Ellos son la auténtica compañía: los que no tienen y no piden. Para ellos, sobre todo para ellos, mis deseos de unas felices fiestas de invierno, de primavera y de verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s