CÓMETE LAS VENTAS EN MADRID.

Cerca del portón, mezcla de ambientes: los aficionados, muy pocos, que buscaban información sobre el tema taurino, y los cotillas como yo que buscaban ver qué era eso de comerse Las Ventas.

lasventas

La idea, buena. La vista desde el coso de los tendidos y la línea del cielo de la plaza, muy original. Mucha gente se asomaba por detrás de la barrera  y se fotografiaba ante  los burladeros. Salvo toreros y aledaños, nadie puede pisar la arena, salvo que esté loco o sea un espontáneo al estilo de algunos saltadores de ranas. Y la ocasión no se ofrece todos los días, había que aprovecharla.

A partir de ahí… Dos azafatas con sombrerito de paja repartían los programas. Luego, la entrada taponada por grupos de paletos, así llamábamos los de Madrid a los que no sabían circular ni estar en la calle, y parece que ya somos todos paletos: nos paramos en cualquier parte sin  mirar si estamos cerrando el paso, nos  metemos en cualquier sitio, aunque nuestros bebés se cansen de tragar arena, arrastrando  los cochecitos vacíos de los niños y golpeando con ellos a todo bicho viviente, nos llevamos los  carritos de la compra y las bicicletas al mismo váter, miramos y nos paramos cada dos segundos para comentar sin mirar atrás ni poner intermitente…

Y eso ocurre en este evento: no se puede uno mover. Los tenderetes, todos blancos e idénticos, están muy cerca unos de otros y de  la puerta de entrada, la gente se para en ella y solo se puede entrar a fuerza de empujones, como en los sanfermines. Lleno de papás con niños pequeños y muy pocos foods tracks, en realidad pequeñas furgonetas habilitadas que no dan a basto para servir a la gente, en todos había colas y en los tenderetes, moscones parados mirando sin comprar nada. Pero todo esto es el resultado de lo mal educados que estamos, no de queramos comernos Las Ventas, que queremos por lo que se ve.

Sin embargo,  parece que hubo mala organización del espacio: hubiera sido más fácil imitar la estética de la fiesta: los toros, digo la gente,  en el centro y pegados a la circunferencia  de la plaza, tenderetes y furgonetas, como las cuadrillas después de hacer el paseíllo.  En el mismo centro, un espacio acotado para terraza y algo de música ambiental, que se echaba de menos.  Pero era todo un caos espacial, muy al gusto hispano: mesas, sillas, paseantes, cochecitos, grupos, niños, abuelos… Todos moviéndose al grito del sálvese quien pueda.

No se veía material: mucha amabilidad y limpieza en los productos y vendedores, eso sí, pero no había casi material. Cajitas con algunos pepinos y tomates, muestras de distintos tipos de queso, botellitas de aceite, pero ninguna iluminación ni  escaparate vistoso… Las degustaciones eran a petición de cliente y  lo entiendo: la arena produce polvo, histórico y santo para los taurinos, pero polvo al fin y al cabo; no parecía el mejor sitio para beber ni comer, menos, comida cortada y expuesta en una bandeja.

Y el final de la película: los precios. No era capaz de comparar sobre la marcha, pero uno o dos de ellos me echó para atrás: las miniaturas de ginebra de Madrid, cuatro euros.  Demasiado. Las de marca famosa y extranjera las compras por Internet a menos de dos.

Y  el resto de  los productos los compras en cualquier super por bastante menos, sin polvo y sin tanto empujón.

Me gustó que el coso se quedase  pequeño, la gente tiene ganas de ver, por lo menos, de ver, pero había pocas bolsas colgando de las  manos de los visitantes. Algo falló. Yo jamás me voy de vacío cuando veo tenderetes en algunos pueblos donde viejitas o viejitos ofrecen las sobras de su cosecha a las puertas de sus casas o al borde de la carretera. Es un espectáculo espléndido: cajas viejas llenas de repollos reventones, tomates deformes y grandotes, quesos mal envueltos, todo oloroso, todo atractivo, todo natural. En Las Ventas no había ni un átomo de naturaleza ni el más mínimo olor, ni siquiera a ginebra ni a queso. Todo blanco de delantales, gorritos, toldos y polvo. Demasiado monocolor.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s