¡NO A LOS DEBERES DEL FIN DE SEMANA!

No quieren que sus hijos hagan deberes los fines de semana. Los niños deben tener tiempo libre para pasarlo con ellos y no estar estudiando, también, durante el fin de semana. Y es que  los padres están ansiosos de ocupar el tiempo perdido en el estudio, no en móviles ni en series de televisión que sus hijos jamás usan ni ven, por supuesto. Solo leen libros edificantes bajo su personal supervisión.  Sé de buena tinta, que si no fuera por los deberes, eso es lo que harían los  padres y madres de España.

Tampoco quieren que vendan chuches cerca de los colegios. Tienen demasiada azúcar y producen obesidad. Claro. Es imposible que, habiendo chuches cerca, no se las compres al niño que berrea y te deja sorda, sordo, hasta que no accedes a su petición. Si quitan las tiendas de chuches y las prohíben, se acabará el problema y ya no habrá niños gordos. Que se jodan los chinos y los fabricantes de gominolas. ¡Hasta ahí podríamos llegar! Milhojas, sobrasada, foie gras, chorizaco, chóped y pizzas no producen obesidad alguna, así que no hay de qué preocuparse. Por supuesto, los macarrones con tomate que esperan a sus hijos a mediodía en el microondas son sanísimos, cocinados desde la noche anterior, y las pizzas precocinadas, mucho más.

Estos padres mantienen disparidad de opiniones sobre el horario de los centros de enseñanza. Unos prefieren que se queden a comer hasta que el horario enlace con las actividades extraescolares que duran hasta las ocho de la noche. Así, a esas horas tan sanas, pueden practicar la lectura edificante que les está vedado compartir con sus hijos, por culpa de los deberes, durante los fines de semana.

Otros, creo que una minoría, prefiere que tengan jornada continuada: es más cómodo para los abuelos. Solo tienen que hacer dos viajes al día para llevarlos y traerlos del cole. Luego, los mismos abuelos pueden también practicar con ellos la edificante lectura que no pueden practicar los fines de semana por culpa de los dichosos deberes, mientras les ofrecen  una deliciosa merienda de tigretones y bocatas de toda especie.

Tienen la suerte de que las calles de Madrid se cortan, todas, a la hora en que los niños van al colegio. Padres, madres y abuelos, tiran los coches, que no es día de la bicicleta y no hay por qué ir andando o en bici a llevar  a los niños, y cruzan por entre los coches de otros ciudadanos que pretenden ir a sus labores, arriesgando sus vidas y las de sus hijos. Es que deberían, además de becas, regalar despertadores.  Es imposible que padres y niños se despierten a tiempo: el aperitivo de la noche se alargó hasta las once  o las doce y claro, no hay manera de acostarse antes de la una de la madrugada. Una cervecita, un vinito, otra de bravas y los chavales, tan felices, trotando y dando suelta a su alegría entre las mesas. Todos disfrutando de la infancia. Eso si algún padre no se ha llevado un cigarrito de la risa, que los niños no se dan cuenta de nada y no distinguen el alcohol de la cola.¡ Bendita inocencia que solo aprende de los buenos ejemplos y los otros, los olvida!

No digamos ya qué razón tienen para, además, pedir  padres y madres que se alargue el calendario escolar. Todo el año, sin vacaciones y sin verano. Solo quince días para que los niños vayan de campamento. Hay que conseguir armonizar la vida laboral y la familiar. Por supuesto. Así, podrán realizar esas beneficiosas lecturas con el monitor del campamento o con su tía la del pueblo, el caso es que las realicen, porque ahora es imposible con la carga de deberes de los fines de semana. Y que en el campamento no haya chuches para que nadie tenga que prohibirlas por la vía de la autoridad del monitor.

Claro que, asombrada por esta avalancha de madurez paterna y materna, quiero sugerir desde aquí otras ideas que redundarán sin duda, en el bienestar y la crianza de nuestros chavales.

Debería prohibirse la venta de cualquier alimento que engorde, sea el que sea, y del tabaco y el hachís, ¡Perdón, este no se vende! Se debería poner aforo limitado a bares y restaurantes para que quede más sitio a nuestros chavales para correr, siempre alrededor de las mesas donde sus padres no estén comiendo. Y por supuesto, a los mayorcitos, se les debería prohibir el uso de condones y la cercanía corporal: no tienen edad. Ya los usarán cuando sean mayores, cuarenta o cincuenta, y alguien, no se sabe quién, les explique para qué sirven.

Fuera papeleras. No tienen sentido. Obligar a un hijo a que tire el papel del caramelo en la papelera que está a 20 metros es un trabajo costoso y lento que les impide hacer la edificante lectura que no hacen los fines de semana por culpa de los deberes de marras.

La entrada a colegios e institutos debería hacerse en un  horario flexible de dos a tres horas. Así no habría problemas de tráfico ni se correrían riesgos innecesarios al saltar entre los coches, que, por supuesto, no habría porque también es imprescindible que se paralice en país entero durante los periodos de entrada y salida de escolares. Ya hay ayuntamientos, yo conozco uno en Móstoles, en el que desde hace tiempo la policía municipal ha cambiado las señales de tráfico y dedica toda una acera para que aparquen los padres de los niños,  dejando la calzada reducida a la mitad. Claro que se trata de un colegio concertado, seguramente, con algún cargo del ayuntamiento.

No hablemos ya de la razón que les asiste cuando exigen que se tomen medidas contra los acosadores en los colegios. Y tienen toda la razón.  La inmensa mayoría de los padres ponen el grito en el cielo y hacen huelga, dese hace mucho tiempo, cuando los hijos propios o ajenos acosan… al profesor. Y es que este siempre es un imbécil que tiene manía a sus hijos, no hace su trabajo y el muy cabrón disfruta poniéndoles innecesarios deberes para el fin de semana. ¡Hay que jorobarse!

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s